CÓMO ESTIMULAR EL SISTEMA COGNITVO (inteligencia, lenguaje, motor) EN UN NIÑO

SISTEMA COGNITIVO

El significado del término cognitivo está relacionado con el proceso de cómo adquirimos conocimiento (cognición) mediante la información recibida por el ambiente, el aprendizaje. La cognición implica muchos factores como el pensamiento, el lenguaje, la percepción, la memoria, el razonamiento, la atención, la resolución de problemas, la toma de decisiones, etc., que forman parte del desarrollo intelectual y de la experiencia. Aunque se describen funcionalmente de manera individual, los procesos mentales interactúan en conjunto para obtener un comportamiento determinado.

El desarrollo cognitivo o cognoscitivo es una consecuencia de la voluntad de las personas por entender la realidad y desempeñarse en sociedad, por lo que está vinculado a la capacidad natural que tienen los seres humanos para adaptarse e integrarse a su ambiente.

 

CÓMO ESTIMULAR EL SISTEMA COGNITIVO?

Las actividades encaminadas a estimular el sistema cognitivo deben adaptarse a las necesidades del bebé o del niño(a) y de sus capacidades. Estas actividades consisten en realizar ejercicios, juegos o sonidos que atraigan la atención del niño y estimulen sus facultades neuromotoras e intelectuales de acuerdo a su edad.

El objetivo no es desarrollar niños precoces, ni adelantarlos en su desarrollo natural, sino ofrecerle una serie de experiencias que le permitirán formar las bases para la adquisición de futuros aprendizajes.

 

Para favorecer el óptimo desarrollo del niño, las actividades de estimulación cognitiva se centrarán en áreas básicas para el desarrollo del niño, tales como:

Área Cognitiva

Área Motriz

Lenguaje

El área cognitiva

Permite al niño comprender, relacionar, adaptarse a nuevas situaciones, haciendo uso del pensamiento y la interacción directa con los objetos y el mundo que lo rodea. Para desarrollar esta área el niño necesita de experiencias, así el niño podrá desarrollar sus niveles de pensamiento, su capacidad de razonar, poner atención, seguir instrucciones y reaccionar de forma rápida ante diversas situaciones.

Investigaciones afirman que el cerebro evoluciona de manera sorprendente en los primeros años de vida y es el momento en el que hace más eficaz el aprendizaje, esto porque el cerebro tiene mayor plasticidad, es decir que se establecen conexiones entre neuronas con mayor facilidad y eficacia, esto proceso se presenta aproximadamente hasta los seis años de edad.

Para desarrollar la inteligencia, el cerebro necesita de información. Los bebés reciben información de diversos estímulos a través de los sentidos, lo hacen día y noche; si estos estímulos son escasos o de pobre calidad, el cerebro tardará en desarrollar sus capacidades o lo hará de manera inadecuada, por el contrario al recibir una estimulación oportuna, el niño podrá adquirir niveles cerebrales superiores y lograr un óptimo desarrollo intelectual. Así por ejemplo, al escuchar la voz de su madre, percibir el olor del biberón o recibir una caricia: se produce conexiones neuronales en su cerebro.

El área motriz

Esta área está relacionada con la habilidad para moverse y desplazarse, permitiendo al niño tomar contacto con el mundo. Además comprende la coordinación entre lo que se ve y lo que se toca (visomotriz), lo que lo hace capaz de tomar los objetos con los dedos, pintar, dibujar, hacer nudos, etc. Para desarrollar esta área es necesario dejar al niño tocar, manipular e incluso llevarse a la boca lo que va a permitir que explore, pero sin dejar de establecer límites frente a posibles riesgos.

El área del lenguaje

Está referida a las habilidades que le permitirán al niño comunicarse con su entorno y abarca tres aspectos: La capacidad comprensiva, expresiva y gestual. La capacidad comprensiva se desarrolla desde el nacimiento ya que el niño podrá entender ciertas palabras mucho antes de que puede pronunciar un vocablo con sentido; por esta razón a nivel expresivo  es importante hablarle constantemente, de manera articulada, clara, sencilla, relacionándolo con cada actividad que realice o para designar un objeto que manipule, de esta manera el niño reconocerá los sonidos o palabras que escuche asociándolos y dándoles un significado para luego imitarlos.

 

ESTIMULACIÓN COGNITIVA DEL NIÑO

De 0 a 6 meses:

Al principio el bebé no conoce a su cuerpo. Los cinco sentidos del bebé en su primer mes de vida se encuentran preparados para recibir estímulos y procesar informaciones básicas, que más tarde se irán desarrollando. Además, consigue mover sus pies y manos. En los primeros meses de vida, el niño es capaz de fijar la mirada. Le gusta que acaparen su atención con juguetes que tengan luces y sonidos, ya que le relaja y le divierte. Si se inquieta, intenta tranquilizarle hablándole con cariño y darle muchos mimos. Es necesario que el niño sienta afecto y protección, pues esto le dará la seguridad que ya tenía en el interior del útero de la madre.

 

Ejercicios que podríamos usar para estimular el área cognitiva del bebe:

  • Mostrarle al niño un objeto vistoso tratando que lo lleve a sus manos, hacia la línea media.
  • Cuando el niño este acostado boca abajo, ofrécele juguetes de colores llamativos y que tengan sonidos alegres para motivarlo a levantar la cabeza.
  • Otra manera es acostarlo boca arriba y colocarle juguetes a los lados para estimularlo a girar la cabeza.
  • Estimúlalo a voltearse. Coloca al niño sobre una manta suave, levanta lentamente un lado de la manta para que el niño ruede hacia el otro lado, continúa haciéndolo, rodar mientras le hablas demostrándole tu alegría. Esta actividad de estimulación temprana favorece la motricidad.
  • Estimular su cuerpo con diferentes texturas, le ayudará asentir e ir reconociendo texturas, ya que la piel es el sentido que más información les transmite. Esta actividad favorece la percepción.
  • Hacer sonar un sonajero le ayudará a centrar su atención en el objeto girando la cabeza hasta encontrarlo, podemos ir cambiando de lugar el sonido para que se gire, desarrollando así su capacidad auditiva.
  • Déjale chupar objetos y llevárselos a la boca para investigarlos, es su forma de explorar y conocer cuánto le rodea.
  • Con el bebé tumbado podemos enseñarle un globo desde arriba para que intente cogerlo, podemos moverlo para que lo busque y lo toque.
  • Ponerse delante del bebé e imitar sus sonidos, ya verás cómo le gusta y te responde.
  • Acércale tu dedo a su mano para que abra el puño y te agarre (activar reflejos)
  • Pediremos a su madre, padre o algún familiar conocido por el para ver si lo reconoce.
  • Llamarle por su nombre para ver si atiende al llamado.
  • Juega a dar y tomar juguetes.

 

De 6 – 18 meses.

En este periodo el bebé puede entender el significado de algunas palabras como el “no” o de algunos gestos como reírse y aplaudirle cuando él hace algo bueno y correcto. Si vive en un ambiente en que haya mucha comunicación entre los padres y con él, el aprendizaje del bebé será un éxito. En caso contrario, su potencial verbal se verá desperdiciado. Los bebés pasan a imitar la forma de hablar de sus papas. Y en algún momento dirá “mamá” o “papá”.

 

Ejercicios para estimular el sistema cognitivo al bebé:

  • Ponerle un juguete fuera de su alcance, para que intente buscarlo.
  • Juega a pasarte objetos de una mano a otra.
  • Ponerlo frente a un espejo y preguntarle, donde esta y decir el nombre del bebé.
  • Ponerle varios objetos de diferentes formas y tamaños, y mostrárselos diciéndole sus nombres.
  • Darle a sostener y pedirle que golpee 2 objetos.
  • Darle una pelota y pedirle que la tire para que vea la causa-efecto
  • Pedirle que arme torres de 5 a 8 cubos.
  • Esconder un objeto frente y pedirle que lo busque.
  • Mostrarle 2 colores especialmente que sean primarios y enseñarle su nombre y a diferenciarlos.
  • Hablarle con cariño por su nombre y con palabras bien vocalizadas
  • Hablarle y decirle los nombres de las personas para que los conozca
  • Jugar con él para ejercitar brazos, manos y piernas (aplaudir, decir adiós, etc.)
  • Colocarlo frente a un espejo para que observe su imagen y platique con él
  • Enseñarle la noción de uno y muchos.
  • Nombrar y mostrar las partes del cuerpo en sí mismo, en otros para que luego lo haga él/ella

 

CONSEJOS DE ESTIMULACIÓN COGNITIVA DE LOS BEBÉS A LOS PADRES

  • Los padres deben adaptarse a las necesidades del bebé o del niño(a) y de sus capacidades
  • Los padres deben motivarlos cuando realicen un gran esfuerzo, por pequeño que sea, a pesar de no conseguir los objetivos en cada ejercicio.
  • Hablarle continuamente con voz moderada, claro y de forma sencilla
  • Sonreírle continuamente
  • Respetar el tiempo de respuesta de tu hijo. Elije un momento tranquilo para jugar con él. Evita jugar con tu hijo cuando notes que está cansado y sobrecargarlo de tareas o de estímulos.
  • Elegir objetos agradables al tacto, al oído, al paladar, y que sean, claro, seguros.
  • Los juegos deben ir acompañados por canciones, palabras y sonrisas, siempre en un ambiente agradable.
  • El juego tiene que ser algo placentero, para los dos.
  • Aprovecha el momento del baño para dar un masaje a tu hij@.
  • Use la música mientras llevas a tu hijo/a en el coche o en casa.
  • Enseña libros a tu hijo/a. Sí es un bebé, hay libros de tela, de plástico, con olores y distintas texturas.
  • Cuenta cuentos a tu hijo antes de dormir.

 

Begoña de la Torre Burga

Logopeda – -Especialista en Motricidad Orofacial y Miofuncional

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *